Tirones, desgarres y contracturas

La primera vez que asistí a la convención en Europa, aprendí que el aceite de rosa ayuda mucho en casos de contracturas. Desde entonces recurro a él en esos casos. Esta propiedad resulta del alto contenido de ésteres (citronelol, geraniol y nerol) en el aceite esencial de rosa; es un gran relajante y de apoyo en caso de dolor además de estimular la producción de fibras de colágeno en la piel entre muchas otras propiedades.

Hace una semana fuí parte de un accidente vehicular, por fortuna no fue nada grave y sólo hubo daño menor en la fascia trasera del coche. El ruido del golpe fue espectacular e incluso el otro vehículo nos hizo girar un poco.
Físicamente no hubo mayor impacto que un pequeño tirón en el cuello y hombro.
Energéticamente sentí que todos los cuerpos sutiles y centros energéticos se descolocaron pero no duró mucho.

Por fortuna aún no hacía mi sesión de yoga así que antes de comenzar apliqué la mezcla calmante de doterra y enseguida comencé mi rutina. Obviamente no forcé los movimientos y escuché en todo momento a mi cuerpo para limitar las posiciones de manera que me fuera cómodo y factible completar el ejercicio.
Al final de la sesión, además de la relajación física de la Savasana, me permití relajar los cuerpos sutilies y llorar. Llorar y soltar las emociones y las energías relacionadas con el accidente. Agradecí profundamente por toda la experiencia y fuí a tomar un baño en el que también aproveché las propiedades sanadoras del agua para terminar de liberar todo lo que pudiera haber quedado y reacomodar mis cuerpos.

Terminé mi rutina de cuidado personal aplicando aceite de rosa y más mezcla calmante en el cuello, hombro y espalda baja. Lo hice parsimoniosamente, apapachándome. Lo repetí varias veces al día y esos dos aceites me acompañaron la semana completa. No hubo inflamación y solo quedó un poco de incomodidad por una reminiscencia de memoria muscular, que debo trabajar aún, de un desgarre del hombro que tuve hace más de 10 años cuando aún no tenía una colección tan vasta de aceites esenciales.
Al día siguiente del accidente me uní a la meditación de otoño que me ayudó a reacomodar mis cuerpos sutiles y soltar todo aquello que ya ha cumplido su función.

Fuente: IG @monmaroils

Esta vez, entendí a profundidad lo que ya sabía por la descripción energética-emocional de estos dos aceites:

Rosa. Amor Divino.
Al poseer la vibración más alta entre los aceites esenciales, es un poderoso agente de sanación para el corazón. Permite al individuo abrirse a recibir la benevolencia divina en todas sus manifestaciones. Dejamos ir para simplemente recibir amor divino.

Emociones esenciales

Deep blue. Entrega al dolor.
Nos asiste cuando nos resistimos o evitamos las emociones que nos causan dolor físico. Nos ofrece la fortaleza de encarar nuestras heridas sin juzgarlas, permitiéndoles resurgir para transformarlas y sanar.

Emociones esenciales

¿Cuánto amor te muestras? ¿Cuánto practicas amor incondicional al cuidar de tus cuerpos? ¿Cuánto eliges evitar tus emociones y el dolor que te causan? ¿Cuánto eliges sanar?